Jueves 23 de octubre del 2014
EQUITATIVA
GESTIÓN SOCIAL
NIÑOS , NIÑAS Y ADOLESCENTES
ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN
ASISTENCIA SOCIAL
GUARDERÍAS AUTONÓMICAS
JUSTICIA JUVENIL
SALUD ORAL
SITUACIÓN DE CALLE
VIOLENCIA SEXUAL COMERCIAL
Jueves 23 de octubre del 2014
Act 36ºC
A+ | A- | Contraste       pdf

Código de ética para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley

Introducción

El presente Código de Conducta aprobado por las Naciones Unidas y adoptado por la Policía Boliviana, constituye un importante instrumento de conservación y promoción de valores institucionales, que se orienta a regular la conducta de cada Policía para consolidar la profesionalización y el fortalecimiento institucional.

El respeto a la vida y a la dignidad de las personas es la esencia de los principios y valores de la Policía Boliviana, por lo cual, se aplican esos valores en la actuación diaria de sus miembros en el ámbito institucional, familiar, personal, y comunitario.

Este instrumento tiene por objetivo, primero, el establecer normas para las prácticas de la aplicación de la ley respetuosas de las disposiciones de los derechos humanos y las libertades fundamentales, y segundo, a través de una serie de directrices de elevada calidad ética y jurídica, intenta orientar las actitudes y el comportamiento práctico de las y los funcionarios de la Policía Boliviana para que se enmarquen siempre en la legalidad además de garantizar la protección de los derechos de los grupos más vulnerables, es decir, los niños, niñas, adolescentes, adultos mayores y personas con alguna discapacidad.

De ahí es que estas normas de conducta busquen también honrar y dignificar la función policial, lo cual acrecentará su credibilidad ante la población a tiempo de consolidar su legitimidad como autoridad.

Ha sido adaptado en un esfuerzo conjunto de la Dirección de Derechos Humanos de la Policía Departamental de Santa Cruz de la Sierra, El Servicio de Políticas Sociales del Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, y UNICEF.

Adaptado para el trabajo con grupos vulnerables en coordinación con la Dirección de Derechos Humanos de la Policía Departamental de Santa Cruz de la Sierra, el Servicio de Políticas Sociales del Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz y UNICEF.

Artículo 1

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley cumplirán en todo momento los deberes que les impone la ley, sirviendo a su comunidad y protegiendo a todas las personas contra actos ilegales, en consonancia con el alto grado de responsabilidad exigido por su profesión.

Comentario:

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley son todos aquello que ejercen las funciones de policía, el servicio a la comunidad se entiende como la prestación de servicios a todos los miembros de la comunidad que necesitaren ayuda inmediata, abarca no solo a los actos violentos sino toda conducta de personas  que puedan no incurrir en responsabilidad penal.

Artículo 2

En el desempeño de sus tareas, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley respetarán y protegerán la dignidad humana y mantendrán y defenderán los derechos humanos de todas las personas.

Comentario:

Los derechos humanos de que se trata están determinados y protegidos por el derecho nacional y el internacional, la constitución política del Estado, la convención de los derechos del niño (a), y el código niño niña y adolescente.

Artículo 3

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley podrán usar la fuerza sólo cuando sea estrictamente necesario y en la medida que lo requiera el desempeño de sus tareas.

Comentario:

El uso de la fuerza debe ser estrictamente de carácter excepcional y de acuerdo al principio de proporcionalidad, nunca cuando se refiera a grupos vulnerables (niños, niñas, adolescentes, adultos mayores o personas con alguna discapacidad). El uso de armas de fuego se considera una medida extrema. En general, no deberán emplearse armas de fuego excepto cuando un presunto delincuente ofrezca resistencia armada o ponga en peligro, de algún otro modo, la vida de otras personas y no pueda reducirse o detenerse.

Artículo 4

Las cuestiones de carácter confidencial de que tengan conocimiento los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley se mantendrán en secreto, a menos que el cumplimiento del deber o las necesidades de la justicia exijan estrictamente lo contrario.

Comentario:

Por la naturaleza de sus funciones, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley obtienen información que puede referirse a la vida privada de las personas o redundar en perjuicio de los intereses, especialmente la reputación, de otros. Se tendrá gran cuidado en la protección y el uso de tal información, que sólo debe revelarse en cumplimiento del deber o para atender las necesidades de la justicia. Toda revelación de tal información con otros fines es totalmente impropia.

Artículo 5

Ningún funcionario encargado de hacer cumplir la ley podrá infligir, instigar o tolerar ningún acto de tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, ni invocar la orden de un superior o circunstancias especiales, como estado de guerra o amenaza de guerra, amenaza a la seguridad nacional, inestabilidad política interna, o cualquier otra emergencia pública, como justificación de la tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

Comentario:

Esta prohibición dimana de la Declaración sobre la Protección de Todas las Personas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, aprobada por la Asamblea General.

Artículo 6

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley asegurarán la plena protección de la salud de las personas bajo su custodia y, en particular, tomarán medidas inmediatas para proporcionar atención médica cuando se precise.

Comentario:

La "atención médica", que se refiere a los servicios que presta cualquier tipo de personal médico o paramédico, proporcionarán también atención médica a las víctimas de una violación de la ley o de un accidente ocurrido en el curso de una violación de la ley.

Artículo 7

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no cometerán ningún acto de corrupción. También se opondrán rigurosamente a todos los actos de esa índole y los combatirán.

Comentario:

Cualquier acto de corrupción, lo mismo que cualquier otro abuso de autoridad, es incompatible con la profesión de funcionario encargado de hacer cumplir la, si bien la definición de corrupción deberá estar sujeta al derecho nacional, debe entenderse que abarca tanto la comisión u omisión de un acto por parte del responsable, en el desempeño de sus funciones o con motivo de éstas, en virtud de dádivas, promesas o estímulos, exigidos o aceptados, como la recepción indebida de éstos una vez realizado u omitido el acto.

Artículo 8

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley respetarán la ley y el presente Código. También harán cuanto esté a su alcance por impedir toda violación de ellos y por oponerse rigurosamente a tal violación.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que tengan motivos para creer que se ha producido o va a producirse una violación del presente Código informarán de la cuestión a sus superiores y, si fuere necesario, a cualquier otra autoridad u organismo apropiado que tenga atribuciones de control o correctivas.

Comentario:

El artículo tiene por objeto mantener el equilibrio entre la necesidad de que haya disciplina interna en el organismo del que dependa principalmente la seguridad pública, por una parte, y la de hacer frente a las violaciones de los derechos humanos básicos, por otra. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que observen las disposiciones del presente Código merecen el respeto, el apoyo total y la colaboración de la comunidad y del organismo de ejecución de la ley en que prestan sus servicios, así como de los demás funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

 

Los 8 preceptos de la protección de los derechos humanos

1.    Cumplirán su deber sirviendo a la comunidad.

2.    Respetaran  y protegerán la dignidad humana.

3.    Harán  uso de la fuerza cuando sea estrictamente necesario y nunca contra niños, niñas, adolescentes, adultos mayores y personas con discapacidad.

4.    Mantendrán  la confidencialidad de los procesos en cumplimiento de la ley.

5.    No realizaran ningún acto de tortura u otros tratos o penas crueles inhumanos o degradantes.

6.    Aseguraran la salud de las personas bajo su custodia.

7.    No serán susceptibles a la corrupción y más bien la combatirán.

8.    Respetaran el código de ética y los que lo cumplan se harán merecedores del respeto, apoyo y total colaboración de la comunidad.

Horario de atención: lunes a viernes de 8:00 a 12:00-14:30 a 18:30 Telf 3636001
Av. Omar Chávez Ortíz Esq. Pozo. NIT 176634026
2014 © Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz. Todos los derechos reservados | Condiciones de uso y Políticas de Privacidad