A+ | A- | Contraste       pdf

Sedes advierte del peligro de entrar en la quinta fase del coronavirus; depende de la población el contenerla

Santa Cruz, 22 de marzo de 2020.- Ante la advertencia del gobernador Rubén Costas, de que entramos en una “tormenta epidemiológica” por el coronavirus, el director del Sedes, Marcelo Ríos, argumenta sobre el avance de esta pandemia en Santa Cruz y del peligro de su incontenible expansión debido a que muchas personas no acatan la cuarentena, toda vez que sus cinco fases de la enfermedad, ya estamos en periodo de transferencia de las 3 y 4, y depende de la población el contenerla y evitar la cinco.

Ríos sostuvo que ayer se han generado cuatro nuevos casos de los que se sabe quién infectó del virus importado, sin embargo, hoy o mañana esas personas contagian sin saber identificarlas, porque la propagación del virus es exponencial, y a nivel mundial se ha demostrado que el promedio de contagio es a cuatro personas por infectado, es decir, por cada caso confirmado aparecen cuatro más, y estos van multiplicando por cuatro, pasando a 16, y estos a 64, y así sucesivamente.

Ríos informó que en los primeros tres meses de la pandemia, el mundo reportó 100.000 infectados, mientras que en apenas 13 días se registró 100.000, lo que demuestra la velocidad en el avance del virus que no respeta fronteras.

Con respecto a su avance en fases, explicó que la primera es simplemente cuando la epidemia está avanzada, pero existen países que no cuentan con ningún caso importado.

La segunda es cuando se da la presencia de casos importados, que significa que pacientes infectados de otros países desarrollan la enfermedad al volver al país de origen, sin embargo, cuando existe una contención o vigilancia sanitaria, estos no transmiten a nadie más y queda truncada la transmisión del virus.

La tercera es cuando el paciente no tomó los recaudos necesarios y contagió a una segunda persona que no estuvo en otro país donde está el Covid-19.

De la tercera a la cuarta implica la transmisión comunitaria. Significa que el contacto local, contagiado por el virus importado, infecta a otras personas locales, principalmente de su entorno familiar y social, lo que actualmente estamos viviendo en Santa Cruz, que estamos en un periodo de transferencia de las fases 3 a la 4. Tomando como ejemplo el caso de Porongo, el director del Sedes afirmó que el contacto del caso importado contagió a cuatro personas.

La quinta es la transmisión comunitaria sostenida, cuando el Covid-19 se lo ve en todos los lados, y empiezan a aparecer muchos casos de los cuales no se pueden identificar el origen del contagio.

VER MÁS FOTOS