A+ | A- | Contraste       pdf

Gobernador inicia construcción de la Carretera de Integración Okinawa - Santa Cruz

Santa Cruz, 11 de agosto de 2019.- El viento de temporada hizo flamear las banderas de Bolivia y Japón, como una señal de hermandad ante lo que estaba por acontecer en el municipio de Okinawa. El gobernador Rubén Costas;  la embajadora del Japón en Bolivia, Kyoko Koga;  el director del JICA en Bolivia, Manabu Ohara; la directora del JICA en Okinawa Japón, Keiko Sano; autoridades y productores  del municipio,  dieron  inicio al proyecto de mejoramiento carretero del primer tramo de la ruta departamental  Okinawa (I y II) – Santa Cruz de la Sierra, que comprenden 19 kilómetros y que tendrá una inversión de parte de la Cooperación Japonesa JICA de  $us 39 millones. 
 
“Esta carretera es un sueño que tenían los hombres de campo, de empresas, y ahora será una realidad. Okinawa se convertirá en un punto de convergencia, en un vértice de progreso”, manifestó la Primera Autoridad Departamental al destacar la planificación en este tipo de proyectos en beneficio del departamento, que se suma a megaobras como el Corredor Bioceánico y Puente Banegas. 
 
Esta red departamental tiene una extensión total de 64.5 kilómetros.  Abarca tres tramos: 1) Okinawa I-II  2) Okinawa II-III  3 ) Okinawa III – Virgen de Luján - Parque Industrial. El primer tramo será cubierto por la Cooperación Japonesa JICA, el segundo por la Gobernación de Santa Cruz y para el tercero se buscará financiamiento internacional a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
 
En su intervención el director de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) en Bolivia, Manabu Ohara, resaltó que Okinawa es altamente productiva y que en tiempo de lluvia la carretera queda intransitable con muchos riesgos de accidente y los agricultores sufren al transportar sus productos, “con esta obra tendremos mayor accesibilidad y conexión con la ciudad Santa Cruz, pero además no sólo beneficiará a Okinawa, también contribuirá el mejoramiento logístico para el sector productivo de Santa Cruz, y para impulsar la exportación”, resaltó.
 
Por su parte, Kyoko Koga, embajadora del Japón en Bolivia, coincidió con las autoridades, y enfatizó en el aporte de la migración japonesa en distintas áreas de la producción en el departamento de Santa Cruz, especialmente en la colonia Okinawa, donde se produce arroz, trigo, soya, y otros cultivos.
 
Finalmente el Gobernador ponderó los lazos de hermandad entre Bolivia y Japón. “Gratitud es lo que expresamos los hombres de llanura por todo la cooperación que hemos tenido. El hermanamiento es muy valioso; ese agradecimiento que tendremos en el corazón. Japón es el país que más ha apoyado a Bolivia. El mejor regalo que nos dieron hace 65 años fue la llegada de  los migrantes japoneses, gente valiente y pionera”, expresó.

VER MÁS FOTOS